¿Conviene vender un inmueble en 2014 o en 2015?

House and Keys in Female HandsSi tienes un inmueble y quieres venderlo pronto, las diferencias entre hacerlo antes de fin de año o después son muy relevantes por la normativa fiscal que se aprobará. El ahorro fiscal conseguido es muy importante.

Antes de analizar las diferencias económicas, hacemos alguna matización inicial:

  • La normativa que explicamos se refiere a inmuebles que son titularidad de personas físicas. Si el inmueble está a nombre de una sociedad, no se aplica esta legislación.
  • El análisis que realizamos se base en el proyecto de Ley que está en tramitación parlamentaria. Es alucinante la indefensión de los contribuyentes pues se aprobará una normativa relevante cerca de fin de año, sin dejar margen de maniobra a la lógica planificación fiscal. No obstante, las autoridades fiscales han comentado que la nueva normativa sobre inmuebles no se verá afectada en la última tramitación parlamentaria.
  • Esta entrada de blog hace referencia a la venta de un inmueble. La futura normativa también afecta a productos financieros, pero los consejos fiscales sobre productos financieros pueden esperar a la aprobación de la normativa al ser posible una venta mucho más rápida que la venta de un inmueble.

Son tres las modificaciones en la tributación por venta de inmuebles que nos afectan:

  1. Hasta ahora, el precio de adquisición de los inmuebles se actualizaba con unos coeficientes de depreciación monetaria, aprobados cada año en los Presupuestos Generales del Estado. Con ello se conseguía actualizar a precios de hoy el precio de adquisición del inmueble. Esto suponía una menor plusvalía pues el precio de adquisición (una vez actualizado) era mayor al precio real de adquisición. Con la nueva normativa, esta actualización del precio de adquisición no se producirá para ventas de inmuebles realizadas a partir del 1 de enero de 2015
  2. Aquellos inmuebles adquiridos antes del 31 de diciembre de 1994, tienen derecho a una reducción en la plusvalía generada entre la fecha de adquisición y el 19 de enero de 2006. Estas reducciones, llamadas coeficientes de abatimiento, desaparecen a partir del 1 de enero de 2015.
  3. Se produce una rebaja en el tipo de la base del ahorro, pero es posible que, dependiendo de la antigüedad del inmueble, no compense la rebaja con la pérdida de los coeficientes correctores y de los de abatimiento. Actualmente las plusvalías de más de una año tributan al 21% para los primeros 6.000 euros de beneficio. Entre 6.000 y 24.000 euros pagan el 25% y a partir de ese nivel se aplica un 27%. En 2015, independientemente del plazo en el que se generen las plusvalías, los primeros 6.000 euros tributarán al 20%, entre 6.000 y 50.000 euros aplicarán un 22% y por encima de ese umbral pagarán un 24%.

Un ejemplo numérico puede ayudar a la comprensión de las modificaciones tributarias que vendrán. Si suponemos una vivienda comprada en 1990, estas son las diferencias entre vender en 2014 o e 2015.

Captura

De un año a otro pagamos un 54% más de impuestos. Increíble, ¿no?

Como criterio general, es posible que interese adelantar la venta del inmueble si se compró hace tiempo y retrasar la venta si es de reciente adquisición. Pero no está de más analizar detalladamente la operación para la optimización fiscal de la venta, o incluso valorar ciertas opciones para no perder los coeficientes de corrección y de abatimiento (donación a familiares en CCAA que no pagan donaciones, aportación a una sociedad patrimonial…)

En este link adjuntamos una útil calculadora para analizar la conveniencia de adelantar la venta. http://cincodias.com/cincodias/2014/07/07/economia/1404746062_443438.html

2018-04-30T08:45:55+00:00

Entradas recientes

Info de Contacto

Calle Caleruega 106 esc 1 6ºB, 28033 Madrid

Phone: 913 833 960

Web: novalis.es

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando quieres decir la estás aceptando. Muchas gracias.    Ver Política de Cookies