Consejos fiscales Impuesto de sociedades fin 2016

eTerminando el año 2016, mandamos algunas ideas para minimizar el pago fiscal del impuesto de sociedades para aquellos que gestionan o sean dueños de sociedades. Estos son los puntos a analizar:

Intente diferir rentas al ejercicio 2017

Aunque, a diferencia del año pasado, no se va a producir una rebaja en los tipos de gravamen, puede ser interesante diferir rentas al ejercicio 2017, adelantando gastos en la medida de lo conveniente y retrasando ingresos, cumpliendo siempre los criterios de imputación temporal.

 

Gastos contables que no son fiscalmente deducibles o tiene limitada su deducibilidad

Se deben identificar los gastos contables que no son fiscalmente deducibles (retribución de los fondos propios, las multas y sanciones penales y administrativas, los recargos del período ejecutivo y el recargo por declaración extemporánea sin requerimiento previo, las pérdidas del juego, los donativos y liberalidades…).

Si se remunera el cargo de administrador en una entidad ello deberá estar previsto estatutariamente para que las retribuciones pagadas tengan la consideración de gastos deducible.

No son deducibles los gastos derivados de la extinción de la relación laboral común, especial, o de una relación mercantil como es la de los administradores o miembros de Consejos de Administración que excedan, para cada perceptor, del mayor de los dos importes: 1.000.000 de euros, o la indemnización laboral exenta.

No son deducibles los gastos derivados de deudas con entidades del grupo destinados a adquirir, a otras empresas del grupo, participaciones en fondos propios o a aportar capital a entidades del grupo.

Los gastos financieros se limitan al 30 por 100 del beneficio operativo del ejercicio, con un mínimo de 1.000.000€, no existiendo límite temporal para compensar los gastos no deducidos por esta limitación.

Los gastos derivados de pérdidas por deterioro de créditos de insolvencias contabilizadas solo serán deducibles cuando, a la fecha de devengo del Impuesto, han transcurrido 6 meses desde que venció la obligación, salvo que el deudor se encuentre en alguno de los siguientes casos, pues en estos casos el gasto es deducible:  declarado en situación de concurso, procesado por delito de alzamiento de bienes o las obligaciones han sido reclamadas judicialmente o son objeto de un litigio judicial o procedimiento arbitral de cuya solución dependa su cobro.

 

Amortizaciones

Conviene revisar las amortizaciones que ha ido contabilizando para ver si son admitidas por la norma fiscal o si existe la posibilidad de aprovechar al máximo este gasto para rebajar la base imponible.

Se pueden amortizar libremente los elementos nuevos del inmovilizado material cuyo valor unitario no exceda de 300 euros, con un límite máximo de 25.000 euros en cada período impositivo.

 

Operaciones vinculadas

Hay que revisar a fin de año las operaciones realizadas entre el socio y la sociedad. Desde 2015 se ha reducido el perímetro de vinculación, estableciéndose que el porcentaje mínimo de participación ha de ser del 25% de participación. También se ha simplificado la documentación para la mayor parte de las entidades.

 

Operaciones con precio aplazado

Se puede diferir la renta obtenida proporcionalmente a medida que sean exigibles los cobros, salvo que la entidad decida aplicar el criterio de devengo. Es necesario pactar que la contraprestación se realice mediante pagos sucesivos o en un solo pago, y que entre la entrega y el vencimiento del último o único plazo transcurra más de un año.

Las rentas se pueden originar por operaciones de ventas, prestación de un servicio o del cobro de indemnizaciones.

 

Analizar si es de aplicación el régimen especial de las Entidades de Reducida dimensión (ERD)

Este régimen se aplica si el importe neto de la cifra de negocios en el período impositivo inmediato anterior es inferior a 10 millones de euros. Tienen un régimen especial las amortizaciones a realizar y las pérdidas por deterioro de los créditos por posibles insolvencias de deudores.

 

Entidad patrimonial

Las entidades deben verificar si pueden ser calificadas como entidades patrimoniales, lo que se produce cuando más de la mitad de su activo está constituido por valores o cuando se entienda que no realizan una actividad económica.

Supone limitaciones en lo referente a compensación de bases imponibles negativas, no aplicación del tipo reducido para entidades de nueva creación ni del régimen de entidades de reducida dimensión.

Desde el 2015 se puede evitar que se considere como entidad patrimonial una sociedad dedicada al arrendamiento de inmuebles si cuenta con una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa y carga de trabajo suficiente.

 

Compensación de bases imponibles negativas

No existe actualmente límite temporal en relación con la compensación en el futuro de bases imponibles negativas.

En 2016 el límite es del 60% y a partir del 2017 del 70% de la base imponible previa a la aplicación de la reserva de capitalización y a su propia compensación. No obstante, en todo caso se pueden compensar en el período impositivo base imponibles negativas hasta el importe de un millón de euros, aunque se supere el límite porcentual.

En una entidad de nueva creación que al principio tenga pérdidas, será preferible aplazar la compensación al tercer ejercicio con resultados positivos para poder aprovechar, en los dos primeros, el tipo especial del 15%.

Cualquier entidad que genere en 2016, bases imponibles negativas o que las haya generado en ejercicios anteriores, debe estar preparada para una comprobación plena de la misma en un período de prescripción ampliado de 10 años.

 

Reserva de capitalización

Si una entidad va a incrementar sus fondos propios en 2016 respecto a los de 2015 puede reducir su base imponible en un 10% del importe del incremento de sus fondos propios en la medida en que dicho incremento se mantenga durante un plazo de cinco años y se dote una reserva por el importe de la reducción e indisponible durante esos cinco años.

 

Reserva de nivelación

Es un incentivo fiscal para las entidades de reducida dimensión, que permite una reducción de la base imponible de hasta el 10% de su importe con un máximo absoluto de un millón de euros en el año.

Si el contribuyente tiene una base negativa en los cinco ejercicios siguientes, se reduce la misma en el importe de la minoración aplicada por esta reserva y, en caso contrario, las cantidades minoradas se suman a la base positiva del quinto año, actuando en este caso como un simple diferimiento. Dotando la reserva se puede ahorrar impuesto ahora y aplicar la reserva en caso de pérdidas en los 5 ejercicios siguientes y, si éstas no se produjeran, se convertirá en un diferimiento del impuesto de 2016 a 2021.

 

Exención por los dividendos percibidos de entidades residentes

La participación directa o indirecta en la entidad que reparte el dividendo ha de ser, como mínimo, del 5% o que el valor de adquisición de la participación sea de un mínimo de 20 millones de euros. Por ello cuando la entidad vaya a adquirir participaciones en una empresa radicada en nuestro país, debe plantearse la conveniencia de alcanzar un porcentaje de participación de, al menos, el 5%.

Además, es necesario haber mantenido las participaciones durante, al menos, un año antes de la percepción del dividendo o cumplir este plazo posteriormente.

 

Norma de seguridad para sociedades de profesionales

El importe que deben percibir como retribuciones entre todos los socios profesionales será, como poco, el 75 por 100 del resultado previo a la deducción de las retribuciones.

 

Deducciones

No olvidarse de aplicar las deducciones correspondientes. Las más habituales son la I+D, por contratación de trabajadores minusválidos o creación de empleo.

La deducción por donativos a entidades beneficiarias del mecenazgo de la Ley 49/2002 se fija en el 35 por 100 de la base de deducción, con el límite del 10 por 100 de la base liquidable. No obstante, si en los 2 períodos impositivos inmediatos anteriores se hubieran donado importes por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del período impositivo anterior, el porcentaje de deducción aplicable a la base de la deducción en favor de esa misma entidad será el 40 por 100

 

Varios

  • Las sociedades civiles con personalidad jurídica y objeto mercantil, que venían tributando en atribución de rentas, pasan desde el 1 de enero de 2016 a ser contribuyentes sometidos al Impuesto sobre Sociedades.
  • Sólo podrá deducir por atenciones a clientes y proveedores, como máximo, un importe anual del 1% del importe neto de la cifra de negocios.
  • El tipo aplicable a las entidades de nueva es del 15% y será aplicable en el primer período impositivo en que la base imponible resulte positiva y en el siguiente. No se aplica a las sociedades patrimoniales.
  • Si ha transmitido en 2016 un inmueble de naturaleza urbana adquirido a título oneroso entre el 12 de mayo y el 31 de diciembre de 2012, podrá reducir la renta positiva obtenida en un 50 por 10
  • Para que sea deducible el gasto por el deterioro de un crédito adeudado por una entidad de derecho público, deberá ser objeto de un procedimiento judicial o arbitral.
2018-04-30T08:45:52+00:00

Entradas recientes

Info de Contacto

Calle Caleruega 106 esc 1 6ºB, 28033 Madrid

Phone: 913 833 960

Web: novalis.es

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando quieres decir la estás aceptando. Muchas gracias.    Ver Política de Cookies